Antioxidantes: Belleza y Bienestar.

Los antioxidantes son sustancias que protegen las células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos o por la exposición ambiental al humo del tabaco y la radiación. Los radicales libres pueden dañar las células y juegan un papel importante en el deterioro de la piel, el envejecimiento, las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.
Varios estudios científicos revelan que ciertas Vitaminas, minerales, fitonutrientes, omegas… evitan el daño causado por los radicales libres y ayudan a retroceder los signos del envejecimiento. Éstos neutralizan el dañino efecto de los radicales libres y ayudan a que la piel se defienda de las influencias del medio ambiente.
Un estilo de vida saludable que incluya una dieta balanceada, la suplementación con los antioxidantes y actividad física provee protección desde nuestro interior.
Para protegernos contra el daño causado por los radicales libres se recomienda el uso de productos cosméticos para la cara y el cuerpo y tratamientos con propiedades regenerativas desde el interior (suplementación). No todas las Vitaminas son absorbidas fácilmente por el cuerpo. Las mejores casas de cosméticos formulan sus productos con sistemas modernos para depositar las Vitaminas en las capas profundas de la piel.

CAUSAS DE LA OXIDACIÓN.

La naturaleza suministra sustancias neutralizadoras, que se encuentran en todas las células. Son los Antioxidantes, que son los encargados de equilibrar la concentración de los radicales libres evitando que se dañen los tejidos y las células. La pérdida de este equilibrio acelera la formación de los radicales libres y provoca su acumulación produciendo una oxidación prematura y un envejecimiento acelerado.
Los factores, que favorecen la acumulación de Radicales libres son dos:
Factores Intrínsecos. Pueden estar provocados por pérdida de nutrientes, mala alimentación, enfermedades metabólicas, alimentos elaborados ricos en grasas y exceso de estrés. Todo se manifiesta y se refleja en la piel.
Factores Extrínsecos. Exposición de la piel a variaciones climáticas, tabaco, alcohol, inhalación de fumigación o productos de limpieza.

EFECTOS DE LA OXIDACIÓN.

Comenzamos a oxidarnos cuando se rompe el equilibrio entre antioxidantes y radicales libres, atacando las proteínas de larga duración como el colágeno y la elastina, y ello nos hace envejecer. En el caso de la piel este desequilibrio hace que se destruya el Colágeno y la Elastina, haciendo que se pierda elasticidad y firmeza, que aumenten las líneas de expresión, que aparezcan las arrugas, las alergias, las deficiencias de sistema inmunológico, el envejecimiento prematuro, etc. El cuerpo produce antioxidantes, pero no son suficientes, por lo que debemos suplementarnos.

COMBATIR LA OXIDACIÓN.

Todos queremos soluciones, para combatir el envejecimiento prematuro. El organismo se protege de los efectos tóxicos de los radicales libres mediante sistemas de defensa antioxidantes. Pero el cuerpo humano no puede producir la cantidad suficiente de antioxidantes, por lo que es importante tomarlos a través de los alimentos y suplementos nutricionales.

LOS MEJORES ANTIOXIDANTES:

  • Glutatión.
  • Vitamina C.
  • Vitamina A.
  • Vitamina E.
  • Selenio.
  • Zinc.
  • Omega 3.
  • Coenzima Q10.
  • Ácido Alfa Lipoico.
  • Curcumina: Pigmento amarillo de Cúrcuma longa. El principio activo es el polifenol curcumina.
  • Resveratol: Fitoalexina presente en uvas, vino tinto, maní, ostras, nueces.
  • Epigalocatequina Galato: Polifenol antioxidante presente en té verde.
  • Acido Cafeico. Presente en café.
  • Propoleo: El fenil éster del ácido cafeico también está presente en el propóleo de abejas.
  • Isotiocianatos: Compuesto quimioprotector presente en vegetales como el brócoli.